Ventosa de Pisuerga y Villabermudo de Ojeda

Ventosa. Retablo de San Lorenzo

En la localidad de Ventosa de Pisuerga, a 7 kilómetros de Herrera, es digna de mención la Iglesia gótica de San Miguel, especialmente por el retablo de San Lorenzo, que se encuentra en la capilla de la famila Abia. Se trata de un retablo gótico de finales del siglo XV, que combina tallas y tablas policromadas, atribuidas a Juan de Borgoña. En la calle central se encuentra las tallas de San Sebastián y San Lorenzo. Flanqueando las imágenes, en el cuerpo superior aparecen las tablas de la vida y martirio de San Sebastián y en el cuerpo inferior las tablas del interrogatorio y martirio de San Lorenzo. En el banco aparecen en los dos extremos los donantes y de izquierda a derecha, San Cipriano, el Papa Sixto II, Cristo Varón de Dolores, San Fructuoso y San Nicolás de Bari. Bajo el banco se encuentra una inscripción relativa a la donación del retablo; la mesa del altar presenta una bonita decoración de lacería en tonos grises. Este magnífico retablo ha sido restaurado recientemente.

Retablo de San Lorenzo. Iglesia de Ventosa de Pisuerga.

Villabermudo de Ojeda

Villabermudo es una pequeña localidad situada a 3 kilómetros de Herrera. En ella es digna de mención la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de traza románica, en la que destaca su ábside y un amplio repertorio de canecillos, decorados con vegetales, animales y figuras humanas. Sobre el pórtico, en una bonita ventana románica decorada con arquivoltas y taqueado jaqués, se puede distinguir un capitel con el motivo de Daniel entre los leones.

Ábside de la Iglesia de la Asunción. Villabermudo de Ojeda.

Ventana románica de la Iglesia de la Asunción. Villabermudo de Ojeda.