Lugares de interés

Santa Ana

El actual templo parroquial de Herrera de Pisuerga está dedicado a Santa Ana. Data su edificación de los primeros años del siglo XV; en concreto las bóvedas se concluyen exactamente en 1425, y son obra de canteros lebaniegos. Desde ese momento se inicia un largo y lento proceso de ornamentación.

Iglesia de Santa Ana

El retablo mayor se realizó en 1671; la parte arquitectónica es obra de Lorenzo Vélez y Pedro Solano y la escultórica la realizó Andrés de Monasterio. La torre fue el último elemento que se edificó y data de 1659, año en que será realizada por los canteros Andrés de Carandil y Andrés Prieto, de la merindad cántabra de Trasmiera, quienes utilizaron piedra de las cercanas canteras de Becerril del Carpio y Villaescusa de Ecla.

La Ermita

La Ermita probablemente se erigió a instancias de D. Pedro Fernández de Velasco, primer conde de Haro y señor de la villa, gran devoto de la Piedad. En su origen fue un pequeño templo al que en 1715 se añadieron dos cuerpos, el camarín, el coro y las demás dependencias. Un momento importante en la pequeña historia de la Ermita tiene lugar cuando en 1902 el párroco D. Juan Merino Miguel contrata al pintor palentino Mariano Lantada para que decore todo el interior de la Ermita.

Ermita Herrera de Pisuerga

La obra pictórica de la Ermita se inició en 1902 y dio fin en 1904. Los frescos están pintados al óleo sobre una superficie de estuco y componen un infrecuente conjunto de pintura mural; es de destacar el hecho de que no haya quedado en el interior de la Ermita ni el más mínimo espacio sin pintar lo que confiere al recinto una particular sensación de entorno pleno de imágenes, luces y colores.

Galería fotográfica

La Puerta Nueva

La Puerta Nueva de Herrera de Pisuerga fue construida en 1553 por el cantero Hernando de Valdelastras; su coste total ascendió a 48.363 maravedíes que fueron pagados por el concejo de Herrera. En la cara exterior muestra en el centro el escudo del Condestable de Castilla flanqueado por dos escudos de la villa.

Virgen Portada

 

La cara interior presenta una hornacina con motivos decorativos renacentistas en la cual se inserta una imagen de la Virgen de la Piedad en piedra. Considerada en su conjunto, la Puerta Nueva ofrece una gran perfección técnica en los aspectos constructivos y elevada calidad artística en los elementos ornamentales.

Galería fotográfica

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor es una típica plaza castellana asoportalada que todavía conserva un buen número de edificios antiguos. Es digno de mención el conjunto formado por una casa de ladrillo con tres arcos de medio punto y las dos viviendas lindantes, con planta baja de piedra y planta superior de ladrillo.

Herrera de Pisuerga

También hay varias edificaciones del siglo XIX, con fachadas de ladrillo visto y singulares balcones de hierro, algunos de ellos muy decorados. Muy original es la fuente de hierro situada en el centro de la Plaza, que data de 1882 y muestra un conjunto de cuatro niños que sujetan ánforas de las que mana el agua. El Ayuntamiento es una construcción de mediados del siglo XX, que conserva dos escudos de la villa fechados en el siglo XVIII.

Galería fotográfica

La Casa de D. Jacinto Salazar

En la Plaza de Santa Ana se encuentra la casa de D. Jacinto Félix Salazar, señor de Nogales de Pisuerga. Lo más destacado de este edificio es el escudo, colocado en esquina y esculpido por Manuel Cortés del Valle, en 1727. El escudo muestra las trece estrellas de seis puntas propias del apellido Salazar. Dos leones tenantes, coronados, sujetan el escudo con sus patas delanteras y posan una de las traseras sobre una cabeza masculina cuya frente aparece cortada en plano horizontal. Sobre el escudo se encuentra una celada coronada por un penacho de plumas; a ambos lados de la celada se ven escudos, picas y lanzas, aludiendo al oficio militar de D. Jacinto. En la parte inferior un águila afrontada y con las alas desplegadas completa la imaginería del conjunto heráldico. Además de esto, una inscripción indica que el escultor hizo el escudo a petición de D. Jacinto Salazar.

EL Parque

Muy próximo al casco urbano, en la margen izquierda del río Burejo y detrás de la Ermita de la Virgen de la Piedad se encuentra el Parque. Se creó a mediados del siglo XX y presenta un extenso número de calles de trazado lineal que corren a la sombra de frondosos árboles y desembocan en la amplia glorieta central, donde hoy se alza una reconstrucción de la Puerta de Aguilar.

 

Dentro del parque existe un minizoo con un estanque, donde se pueden contemplar numerosas especies de aves nacionales y exóticas. Además, en el Parque existe una zona infantil, dotada de columpios, toboganes, balancines…, varios circuitos vitales y el complejo deportivo formado por el campo de fútbol, las piscinas municipales, las pistas de tenis, de paddel y el frontón. Muy próximo al Parque se encuentra el monumento al cangrejo, que representa a un cangrejo de bronce con la cola desplegada y las patas y pinzas extendidas, encaramado a la cima de una piedra de grandes dimensiones; el monumento es una armónica combinación de piedra y bronce, obra del escultor palentino Ursi.

Galería fotográfica

Campamento Pisoraca y Aula Arqueológica cultura militar de Herrera de Pisuerga.

Los restos arqueológicos del campamento romano están declarados Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, con fecha 22/04/1993. Como iniciativa derivada de la puesta en valor del patrimonio arqueológico se ha creado este aula didáctica e interactiva en la localidad de Herrera de Pisuerga.

El aula didáctica que recrea el mundo romano, la vida en un campamento legionario romano, un taller de cerámica, taller de monedas, taller de bronces.. tratando de reconstruir el ambiente de los romanos.

Creado con la idea de dar a conocer los restos del campamento romano localizados en Herrera (antigua Pisoraca romana), y dispersos por el casco urbano, a iniciativa de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, con el proyecto del Instituto de Estudios Pisoraca y la colaboración del Ayuntamiento.

A la entrada al aula se ha reconstruido una torre de observación de época romana, de ocho metros de altura, como réplica de las que existían en los asentamientos de soldados romanos.

En el exterior se ha representado la entrada a una ciudad militar romana (incluida una calzada romana con miliarios), el mundo de la religión (oraciones en el “ara” y el mundo de los muertos)… Todo con reproducciones exactas de los restos procedentes de las excavaciones (una tienda de campaña, la palestra..)

En el interior por un lado se puede ver el Mundo Militar: un legionario con indumentaria metálica, otro con indumentaria en cuero, un potro, el pretorium (lugar de oraciones al César), reproducciones de armas (que se pueden usar por los visitantes), escudos, casas…

Aula Arqueológica

Zona militar del Aula de Arqueología

Por otro lado se ha representado una calle que muestra la parte civil de la vida militar: una taberna en funcionamiento, representaciones de la cerámica romana, un torno para que los visitantes puedan elaborar piezas de cerámica, la maqueta de un horno hallado en las excavaciones… sus calles, talleres, casa.

A los jóvenes y niños se les proponen explicaciones, juegos, actividades lúdicas y de arqueología reconstructiva, para conseguir la comprensión del fenómeno histórico.

A las familias, con la realización de actividades concretas, se les ofrece la posibilidad de llegar a reconstruir la vida romana. El público más especializado puede ver satisfecho su interés hacia un momento histórico concreto.

En la localidad, se pueden apreciar restos de estructura de un asentamiento civil, así como un horno cerámico de la época.

La Comarca

Es preciso recordar que en los alrededores de Herrera se pueden hallar espléndidos paisajes y hermosos monumentos como los siguientes:

Zorita de Páramo

Se encuentra a 2 kilómetros de Herrera; lo más destacado es la Iglesia parroquial que conserva de su primitiva traza románica un hermoso ábside prototípico del románico palentino, con interesantes capiteles y una portada renacentista bellamente historiada. La primitiva puerta de entrada se sitúa al pie de la torre y consta de ocho arquivoltas y primorosos capiteles; en su interior la cúpula románica se apoya sobre trompas y sus paredes conservan restos de pinturas románicas. El conjunto sorprende por su majestuosidad.

zorita

Iglesia de San Lorenzo. Zorita de Páramo.

San Andrés de Arroyo

Es un monasterio cisterciense de fundación real que data de finales del siglo XII. El claustro románico, en tres de sus lados presenta columnas pareadas con gran profusión de capiteles bellamente decorados; es digna de mención la columna que hace esquina con fuste decorado en zigzag y precioso capitel calado ornamentado con la “flor de la pasionaria”. La Sala Capitular y el templo son otros dos elementos arquitectónicos de gran calidad.

San Andrés de Arroyo. Detalle de capitel.

San Andrés de Arroyo. Detalle de capitel.

Moarves de Ojeda

Pequeña localidad situada en la rica comarca medieval denominada Valle de la Ojeda. Moarves cuenta con una iglesia románica cuya portada es un compendio del buen hacer románico. Consta de un pórtico de columnas cilíndricas y capiteles de temas fantásticos de fauna y flora que sostienen seis arquivoltas de sabor bizantino. Lo más destacado es el friso con el apostolado presidido por un Pantocrator de Cristo In Excelsis, relacionado con el de Carrión de los Condes y con la imagen de San Andrés del monasterio del mismo nombre arriba citado.

Iglesia de Moarves de Ojeda.

Iglesia de San Juan Bautista de Moarves de Ojeda.

Rebolledo de la Torre

Localidad situada a 12 kilómetros de Herrera donde, en un alto rodeado de bosques de roble, emerge imponente la torre del Homenaje, como recuerdo de un pasado medieval rico en historia. Junto a la construcción civil se halla la iglesia formando un bello conjunto con el caserío desperdigado a su alrededor; lo más interesante de la iglesia es el pórtico, con una excelente muestra de canecillos y capiteles románicos.

Rebolledo de la Torre (1)

Iglesia de Rebolledo de la Torre.

Rebolledo de la Torre (2)

Escena de lucha. Capitel de la iglesia de Rebolledo de la Torre.

Rebolledo215

Sansón y el león de Nemea. Capitel de la iglesia de Rebolledo de la Torre.

Villabermudo de Ojeda

Pequeña localidad situada a 3 kilómetros de Herrera. En ella es digna de mención la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de traza románica, en la que destaca su ábside y un amplio repertorio de canecillos, decorados con vegetales, animales y figuras humanas. Sobre el pórtico, en una bonita ventana románica decorada con arquivoltas y taqueado jaqués, se puede distinguir un capitel con el motivo de Daniel entre los leones.

Villabermudo

Ábside de la iglesia de la Asunción. Villabermudo de Ojeda