¿Dónde está la bolita?

  • Herrera de Pisuerga se llenó ayer de humor, magia y espectáculo con la jornada principal del VII Encuentro ‘Malabaria’

Una vez al año, la ciudad del cangrejo se llena de magia. La VII edición del Encuentro Malabaria llevó ayer a Herrera de Pisuerga más de una decena de espectáculos circenses de toda clase, que a lo largo de la jornada entretuvo a los niños y maravilló a los mayores.

Más de 150 participantes inscritos y cientos de herrerenses, curiosos y aficionados al mundo del espectáculo tomaron parte de una programación variada y divertida, que ayer demostró la consolidación de esta particular muestra. El público madrugó para asistir a la primera de las actividades: la Escuela de Circo El Gran Rufus, que se inició a las 10 horas y en la que los más pequeños pudieron aprender todos los trucos de sus ídolos del circo: malabares, globoflexia, danza del vientre, etcétera. Las actividades de la mañana continuaron con el cuentacuentos Crisonrisa,y el espectáculo de calle de Yagüete Filete.

Los participantes, llegados de toda España (principalmente de Castilla y León y de la zona norte) pararon para celebrar una comida de hermandad y la magia se reanudó a las 17,30 horas de la tarde. A esa hora, las calles se llenaron de un público numeroso que quiso disfrutar de los espectáculos de Circoculipardo y Acrópatas.

El broche final tuvo lugar por la noche, cuando El Gran Rufus dirigió la Gran Gala Circense, que llenó el pabellón de Deportes de mazas y pelotas volando por los aires ante la mirada de cientos de personas.

El tiempo acompañó en una fiesta del circo que continuará hoy a partir de las 11 horas en el Pabellón de Deportes y se prolongará hasta el final de la tarde.

 

Fuente: Diario Palentino