Las guerras cántabras vuelven a Herrera

El documental ‘Pisoraca’, que se rueda en Herrera, rememora los conflictos durante la III Legio Macedónica

Varios parajes de toda la comarca de Herrera de Pisuerga están siendo escenario durante este verano del rodaje del cortometraje ‘Pisoraca’. La grabación, que se realiza por iniciativa del Ayuntamiento de Herrera, consiste en un documental sobre el municipio en la actualidad, enlazado con un cortometraje que recrea los últimos momentos de las guerras cántabras. El hecho de que Pisoraca -la antigua Herrera- fuera designada como base de la III Legio Macedonica y que fuera esta fuerza la que, bajo el mando del mismísimo emperador, sometiera finalmente al pueblo cántabro, dan pie a la historia que se recrea en el cortometraje.

El Ayuntamiento de Herrera de Pisuerga cuenta con la colaboración del programa Leadercal Páramos y Valles y realiza el trabajo con el equipo técnico de la empresa palentina Evenmedia. El director del cortometraje, Carlos Corada, pretende trasmitir la interesante historia de Herrera de Pisuerga, su atractivo actual y subrayar el papel decisivo de Pisoraca tanto en el sometimiento de las últimas tribus indígenas como en el posterior mantenimiento de la pacificación y en la aportación de la cultura romana a este territorio. El trabajo se plantea como una aportación al desarrollo de la comarca con el doble objetivo de dar a conocer el legado histórico de Herrera de Pisuerga y de promocionar en el exterior los recursos turísticos de la ciudad del cangrejo.

Para el rodaje, que cuenta con la participación de más de medio centenar de figurantes, se han desplazado a la comarca algunas compañías que cuentan en su elenco con especialistas en lucha a pie y manejo artístico de caballerías. Está siendo muy importante la aportación al rodaje por parte del Aula Arqueológica de Herrera, que cuenta con reproducciones de objetos y elementos romanos.
El rodaje se está realizando en Herrera y en diversos escenarios naturales del entorno, en parajes de varios términos , como Matamorisca, Pomar de Valdivia, Olleros de Pisuerga o Nestar.

 

Fuente: Norte de Castilla